Libia

Viaje del 03 al 07 de Febrero de 2016.

Libia: No se podía entrar con visado turístico, aparte el país estaba en guerra y los aeropuertos bombardeados. Tuve que hacerme un visado especial de negocios  (conseguí la carta de apoyo a través de internet). Me la jugué a una carta. Si no les hubiera convencido y se hubieran dado cuenta de que les engañaba, podía haberme pasado cualquier cosa pero seguramente no buena. La situación a mi llegada fue escalofriante. Un montón de gente preguntándome quién era y que venía a hacer. Estaba claro que mi versión debía ser acorde con la carta de empresa que llevaba en mi mano y que me había gestionado un empresario sin conocerme y posiblemente la empresa podía ser ficticia. No había tiempo para pensar y debía actuar sin más contemplaciones. Me preguntaron a que hotel iba y quién venía a buscarme al aeropuerto que distaba del centro. Tenía un teléfono de la persona que me hizo la gestión y otro más de un estudiante médico que fue el que finalmente vino a buscarme cuando vio que la situación se agravaba. Fueron 5 días de mucha tensión y no sabía si iba a salir vivo; ya que la milicia actuaba por un lado, iban vestidos de paisano pero eran militares y llevaban armas, luego estaba Daesh, grupo terrorista, que tuve problemas con uno de ellos cuando me vio fotografiar un edificio con agujeros por metralla incrustada de disparos de tanques o aviones. Me dijo que yo era un espía americano y que me había estado siguiendo, que me vio haciendo fotos y me pidió que me identificara. Le dije que no le iba a dar mi pasaporte y le insinúe que yo no era americano. LLevaba una barba muy larga y tenía una barriga prominente. Se puso a chillarme y empezó a venir gente. Alguno de ellos deduje que eran milicia. Finalmente les enseñé el pasaporte español y les dije que estaba en el hotel a 200 metros. Querían investigarme pero finalmente pude irme andando. Me acojoné y aún me quedaban algunos días que los pasé sin saber si iban a secuestrarme o iban a esperarme de madrugada cuando fuera a coger mi vuelo de vuelta. Sólo pude estar por Tripoli y sus alrededores porque habían controles por todas partes y no te dejaban avanzar hacia ninguna dirección.

Lugares: Los Yacimientos arqueológicos de Leptis Magna, Sabratha, Cirene, Tadrart Acacus y la ciudad vieja de Ghadames también está reconocida como Patrimonio de la Humanidad.

Tripoli, la capital, es una curiosa ciudad de aires coloniales con restos romanos y otomanos. Algunos monumentos interesantes son el Castillo Rojo o el Arco de Marco Aurelio.

 

Deja un comentario

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR